Todo en el mundo es una encarnación de Dios. Dios según el Cristo


Existe una anécdota tremendamente hermosa: Jesús estaba en la cruz y debajo estaba San Patricio rezando por su alma,  pues su maestro moriría pronto.. 

Jesús lo llamó "Patricio sube tengo que decirte algo" Patricio sin mirar hacia arriba le contestó "Señor no puedo porque estoy rezando por tu alma" Jesús lo volvió a llamar un poco más alto con un asomo de urgencia "Patricio por el amor de Dios deja esa estupidez y sube, es muy importante lo que tengo que decirte" "Señor no puedo, ¿no te he dicho que estoy rezando por tu alma? Jesús una vez más casi gritando llamó Patricio "Te lo digo por última vez sube aquí es sumamente urgente, no te lo puedes perder" Patricio cedió de mala gana diciendo para sus adentros maldita sea este hombre es un tonto me pide que suba ahora que estoy ocupado rezando por su alma; y se fue a coger una escalera colocó la escalera junto a la cruz y despacio con deliberada mala gana empezó a subir peldaño a peldaño hasta llegar arriba...

Bien maestro aquí estoy ¿ahora quieres decirme para que me has hecho llegar hasta aquí?

Mira Patricio dijo Jesús, más allá de aquellos árboles puedes ver nuestra casa.

Jesús muriéndose en la cruz y dice "mira más allá de aquellos árboles puedes ver nuestra casa" Amaba tremendamente esta tierra, amaba el olor de esta tierra,  amaba los árboles, amaba a la gente;  porque si no puedes alabar la pintura ¿cómo puedes elogiar al pintor? Si no puedes enaltecer la poesía ¿cómo puedes ensalzar al poeta?

Jesús conoce un hecho muy significativo que una y otra vez introduce en sus sentencias, que Dios es una abstracción. No puedes estar cara a cara con Dios.  Dios es una abstracción tanto como lo es la humanidad, cuando te cruzas con alguien lo haces con seres humanos nunca es con la humanidad, siempre es con lo concreto. Nunca te cruzarás con un Dios abstracto porque no tiene rostro alguno,  no tiene semblante, no podrás reconocerlo.

¿Cómo encontrar a Dios? Mira a los ojos de las personas con las que te cruzas, mira a cada ser que encuentres esta es la forma de Dios en concreto Dios materializado. Todo en el mundo es una encarnación de Dios: las rocas, los árboles, la gente y todo. Ama a esta gente ama, a los árboles,  a las estrellas y a través de este amor empezarás a sentir la inmensidad de ser.

Pero tendrás que atravesar la pequeña puerta de un ser en concreto, Jesús ha sido muy incomprendido, fue malinterpretado por los judíos a pesar de significar el clímax de inteligencia que habían estado esperando a través de los tiempos. Cuando por fin llegó fue rechazado, después fue incluso más incomprendido por los cristianos. Los cristianos describieron a Jesús como una persona triste de cara larga con un gran sufrimiento como si estuviera siendo torturado. Esto es falso, no es verdad, Jesús es la celebración del ser y la más elevada celebración posible, recuérdalo solo entonces podrás comprenderlo; y recuerda siempre que Dios no tiene labios propios,  el besa a través de los labios de otro;  no tiene manos propias te abraza mediante las manos de otro; no tiene ojos propios porque todos los ojos son suyos,  te mira a través de los ojos de otro. 

Esta visión tiene que penetrar en lo más hondo solo entonces podrás comprender las palabras de Jesús, de lo contrario no lo entenderás como han venido haciendo los cristianos durante siglos. Deja que ésta sea la mismísima primera piedra de los cimientos que  la vida es Dios, las cosas serán entonces muy muy simples. Tendrás la perspectiva correcta, Jesús es muy afirmativo decidor del sí. 

Tu mente piensa ¿decidor del sí? ¿a qué se refiere? Para que lo comprendas en su totalidad vamos a experimentarlo... Sentado en silencio sin hacer nada empieza a relajarte y comienza a decir "sí sí" entra en ello, deja que salga del corazón, deja que se extienda por todo tu ser, deja que palpite con los latidos de tu corazón permite que pulse en tu sangre, deja que esté si te electrice... Te sorprenderá por primera vez has saboreado lo que la oración es. 

La palabra SÍ puede llegar a ser un mantra, lo es. Su propio sonido es afirmativo, su sonido crea una afirmación en el corazón. Di "NO" intenta sentado en silencio di "NO" entra en ello, deja que todo tu ser diga "NO" y verás la diferencia; diciendo no te enojaras: si continúas diciendo "NO" te pondrás furioso.

Descartes, el filósofo francés dijo, "Pienso luego existo", la mente moderna dice "Digo no, luego existo" es una mente negativa; continúa diciendo "no". El "no" crea el ego; no puede crearse el ego sin decir "no", solamente diciendo una y otra vez "no" puede crearse el ego.

El ego separa, te hace y religioso porque el ego te aparta del todo y empiezas a pensar que tú eres un todo en ti mismo. Olvidas que existes dentro de una inmensa complejidad, que eres parte de un vasto universo, que no eres una isla, nadie es una isla. Todos somos parte de un continente infinito.

Decir "sí" es el puente con el continente decir "sí" es el puente con Dios. Di "sí" más a menudo y serás más religioso. Permite que el sí sea tu iglesia, tu templo.

Jesús es alguien que dice sí, aunque estaba muriéndose en la cruz y siendo su último momento dijo mira más allá de aquellos árboles,  puedes ver nuestra casa. Su amor por la existencia por la vida aún permanece, está radiantemente presente. En el último momento le reza a Dios "Padre perdónalos porque no saben lo que hacen" sabían exactamente lo que estaban haciendo, matándolo. Pero Jesús se refería a que están dormidos, tan confinados en sus egos que no pueden ver, no tienen consciencia. Puedo ver una gran oscuridad en sus corazones,  perdónalos; no son responsables....

Esta es la voz del amor, no está condenándolos. Lo normal hubiera sido que pidiera: Destruye a toda esta gente, ellos están destruyendo a tu unigénito hijo. Mátalos de inmediato ahora mismo, derrámales fuego; enséñales lo que están haciéndole a tu hijo. 

Eso hubiera sido lo justo pero no estaba bien para Jesús. Jesús no existe en un nivel de justicia existe en el nivel de la compasión. La compasión perdona, la justicia castiga. Y cuando castigamos estamos creando mucha ira en la mente del otro, se quedará esperando el momento de vengarse. 

Sólo el amor proporciona reconciliación porque no crea cadenas. La ira, el miedo la violencia, la agresión, el castigo, todos ellos crean cadenas horrorosas que llevan a una oscuridad todavía más profunda a una tristeza aún mayor. 

El mensaje completo de Jesús es "sí" le dice "sí" a su propia muerte, la acepta le da la bienvenida porque esta es la voluntad de Dios que así sea entonces; se relaja en ello. Tú no te relajas ni siquiera en la vida, él se relaja incluso en la muerte también. Esa fue la última prueba y él la paso victoriosamente. La muerte es el único criterio donde se conoce al hombre realmente, lo que es de qué está hecho. Es muy fácil hablar sobre el amor pero es difícil amar porque el amor es una cruz es muy fácil hablar sobre compasión pero para comprometerse con la compasión uno tiene que perderlo todo.
Todo en el mundo es una encarnación de Dios. Dios según el Cristo Todo en el mundo es una encarnación de Dios. Dios según el Cristo Reviewed by Jesus Daniel on marzo 20, 2019 Rating: 5